PRECISE PETER

Nacemos en una sociedad que tiene sus propias reglas, vivimos con familias que también tienen las suyas. Crecemos construyendo unas creencias que nos dicen que está bien y que está mal. Los colegios dedican poco tiempo en ayudar a sus alumnos a descubrir sus verdaderas vocaciones.

 Si bien es cierto que es importante adquirir ciertas reglas y valores para adaptarnos al entorno también será importante en algunos momentos hacer un alto en el camino para reflexionar acerca de la vida que tenemos. Nuestras circunstancias van cambiando a lo largo del tiempo así como las metas e ilusiones que nos vamos planteando.

Distanciarnos de lo que nos han dicho que es lo correcto no es tarea sencilla pero si queremos cambiar algunas cosas de nuestra vida primero hemos de ser capaces de mirarnos a nosotros mismos, dedicar tiempo a pensar que aspectos no funcionan, que  nos genera malestar y sufrimiento y cuestionar las reglas que hemos seguido hasta el momento.

Cambiar depende en muy pocas ocasiones de la suerte o el azar y si de lo que nos propongamos. A veces construimos nuestras vidas sin poner en ello lo mejor de nosotros y entonces poco a poco descubrimos que estamos viviendo de una manera que no nos convence.

 Hoy os presentamos un corto animado de Martin Schmidt. Es un corto crítico con la obediencia ciega y cómo el dominio sobre los demás es insostenible y, como en esta ocasión, incompatible con la vida.



Pincha el enlace:
Precise Peter