Si consigues concentrarte, relajarte y dejarte llevar por aspectos positivos conseguirás esta sensación que se aprecia en el vídeo. Los pensamientos negativos, las dificultades, todo lo que hay en tu interior se relaja y sentirás la ingravidez. La mochila con la que cargamos todos, durante unos minutos, dejará de pesarte. Los juicios, las quejas, el malestar puedes conseguir que se conviertan en una agradable brisa durante unos instantes, dando un respiro a tu mente y a tu cuerpo, dejando que vuelen por  territorios desconocidos. Sintiéndote más libre para crear un espacio dónde poder estar tranquilo, el cuerpo relajado y estar en paz.
Por un momento puedes conseguir tomar perspectiva, alejarte del foco del problema y mirarlo desde otro ángulo. Parar el tiempo y que sucedan los pensamientos más lentos, parecido a como se ve que les sucede a las personas que salen en el video. Una sensación placentera como si las preocupaciones flotaran y tuvieran menos peso, se hicieran más livianas y ligeras.

Respira profundo…

Pincha el enlace
Experience Human Flight